viernes, 24 de abril de 2015

YEROVIARENDA

Federico Escobar Álvarez
La estatal YPFB fundó, en la zona indígena de Yaku Kua, cerca a Yacuiba, departamento de Tarija, una nueva población con familias traídas de otras zonas, a la que denominaron Yeroviarenda,  con la finalidad de salir airosos en cualquier consulta pública además de la participación en el proyecto de lo que será la planta separadora de líquidos hidrocarburíferos, construcción que se realiza dentro del territorio indígena guaraní. La creación de ese nuevo pueblo lo hizo con más de 600 familias de las que unas dos mil personas estarían habilitadas para votar a favor de la construcción de la planta mencionada. Acción imitada de los traslados de altiplánicos a Pando con fines electorales o la formación de pueblos, consejos y organizaciones sociales en base a colonizadores al interior de los parques nacionales.
Pareciera que “todo vale” para la empresa estatal con una mayoría de empleados que simpatizan o militan en el Movimiento al Socialismo, en funciones de Gobierno. Acción similar a lo que pasa con el Consejo Indígena del Sur creado en el Polígono siete del Territorio Indígena del Parque Isiboro Sécure, con quienes “dialoga” el Gobierno y elude hacerlo con los legítimos habitantes originarios, algo similar pretende la estatal petrolera, dialogar con foráneos haciendo aparecer como pobladores originarios del pueblo guaraní en cualquier consulta, en este, con referencia a la construcción de la planta separadora. Es hasta escalofriante la manipulación de los seres humanos en beneficio de intereses políticos y económicos.
Las autoridades pertinentes deben estar alerta al tejemaneje que realizan algunos de nuestros gobernantes para alcanzar objetivos sectoriales sin respetar las leyes en vigencia, especialmente la Constitución.
Con la formación de poblaciones nuevas con familias trasladadas de diferentes sitios o con la creación de organizaciones sociales afines a las autoridades oficialistas paralelas a las ya existentes, con la finalidad de que cualquier consulta, revocatoria de mandato o apoyo circunstancial, salga a favor del oficialismo o de quien ostente cualquier tipo de poder, sin importar la conservación del medio ambiente contraviniendo leyes nacionales o internacionales está catalogado como delito. Fomentan la deforestación como sucede en Pando, en el Sur del TIPNIS, Nueva Orinoca en pleno Parque Isiboro Sécure y ahora en Yako Kua con Yeroviarenda, este último, como ya lo dijimos, con la finalidad de sacar a favor la consulta para construir la planta separadora.
Si deseamos un adecuado proceso de cambio tenemos que terminar con las viejas prácticas de la tan atacada época republicana y las viejas experiencias neoliberales.

XXX

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada